domingo, 20 de septiembre de 2015

Boda Religiosa, Boda Civil,....

   Y ha llegado el momento de planificar la Boda. Lo primero, decidir el tipo de ceremonia....reliigiosa o civil. Entonces, recorrer las iglesias que gusten a los dos o con las que se tenga algún vínculo para ver si las fechas disponibles están dentro de la idea de la pareja; si no ir al Registro Civil o al Ayuntamiento para ver la disponibilidad de fechas y el aforo de la sala donde se celebran los matrimonios; también existe la posibilidad de contactar con el Juez de Paz, en los municipios pequeños, que también tiene potestad para casar y entonces celebrar en un lugar privado la ceremonia. Haciendo un resumen, se elige el tipo de ceremonia, se busca el lugar para celebrar dicha ceremonia y según la disponiblidad que tengan en éste, se pone fecha a la boda. De los trámites, los cursillos y lo que hay que aportar (partidas de bautismo, partidas de nacimiento, declaración del estado civil de cada contrayente,...), informan en cada lugar. A partir de aquí, se planifica la parte social, la que se comparte.....siguiente paso: contar a todo el mundo que hay boda a la vista. 
   Por experiencia sé que hay iglesias y salas consistoriales que por su estética o por su emplazamiento, tienen lista de espera para contrayentes; la primavera es la estación en la que más bodas se celebran; y el sábado es el día favorito de los novios. Conclusión, buscar un lugar no muy popular pero que guste; barajar el pricipio de otoño para fijar la fecha de la boda; y considerar el viernes por la tarde para celebrar el matrimonio. Y si ninguna de estas opciones convencen...un capitán de barco en alta mar, tiene potestad para unir en matrimonio, parece una opción de lo más original y romántica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario